Happy Music

En Happy Way consideramos la música como uno de los mejores vehículos para el desarrollo integral de los niños. Pero, ¿por qué es importante la música en los niños?:

  • Fortalece el aprendizaje, aumentando la capacidad de memoria, atención y concentración de los niños, a través de la memorización de las distintas canciones.
  • Agudiza el oído, el órgano sensorial menos desarrollado en el nacimiento.
  • Ayuda a niños y niñas a diferenciar los diferentes momentos y rutinas, por ejemplo con canciones de la hora de comer, de dormir, etc.
  • El niño que vive en contacto con la música aprende a convivir mejor con otros niños, estableciendo una comunicación más armoniosa.
  • Ofrece la oportunidad para que los niños interactúen entre sí y con los adultos a través de bailes y gestos que surgen de la música.
  • La música les ayuda en la etapa de la alfabetización, les estimula a través de sílabas rimadas y repetitivas.
  • Divirtiéndose agudizan los sentidos, practican el equilibrio, y tonifican diferentes músculos.
  • Les aporta seguridad emocional y confianza porque se sienten comprendidos al compartir canciones e inmersos en un clima de ayuda, colaboración y respeto mutuo.
  • Mejora la habilidad para resolver problemas matemáticos y de razonamiento complejos.
  • En definitiva estimula su desarrollo intelectual, auditivo, sensorial, del habla y motriz.



En nuestras aulas fomentamos la escucha de la música como motor de un desarrollo armonioso de los niños/as a la hora de establecer las diferentes rutinas y hábitos de autonomía. Durante la mayoría de las actividades del día a día nos acompaña música de fondo creando un ambiente distendido y agradable. En nuestras clases de música dentro del horario escolar, aprendemos los diferentes instrumentos musicales, elaboramos instrumentos con materiales de la vida cotidiana y aprendemos los ritmos, las estructuras y las melodías de las canciones.


En P2 trabajamos nuestro proyecto musical en las aulas, aprendemos las diferentes interpretaciones musicales con el fin de desarrollar, entre otros, el dominio progresivo de las posibilidades expresivas, perceptivas y motoras del propio cuerpo, el descubrimiento y uso del lenguaje corporal, verbal, musical y plástico, el reconocimiento, retención y memorización de canciones participando de manera activa, siguiendo el ritmo y reproduciéndolo con gestos.


Las diferentes actividades musicales se llevan a cabo en  aula y patio en sesiones de 40 minutos. La música les invita a jugar con la imaginación, el movimiento y los colores y las maestras les animan a tocar algunos instrumentos porque, aunque la escucha de la música ocupa un lugar prioritario en la formación musical de los niños, la participación activa también es esencial. Concluir los aprendizajes con una salida a L'Auditori para disfrutar de un concierto con obras de épocas y estilos variados, canciones tradicionales, piezas de diferentes compositores y obras creadas para este concierto.

Parte de nuestra filosofía es que los padres sean una parte activa de los aprendizajes de sus hijos por ello entregamos a las madres y padres de nuestros centros un CD con las canciones que trabajamos en la escuela.