Proyecto Naturaleza

Nuestros centros gozan de grandes patios que nos permiten disponer de un entorno óptimo para las actividades al aire libre. Cada escuela cuenta con una granja y una huerta, a través de la que animamos a los más pequeños a descubrir y desarrollar valores de respeto, responsabilidad, esfuerzo y estima hacia los animales y las plantas. A través de Nin y Nina, nuestros conejos, los alumnos de P2 descubren nuevas experiencias y aprenden a reconocer las características de estos animales, su hábitat, qué comen y descubren las diferencias que existen entre ellos y nosotros. Con el fin de alimentarles, aprenderán a trabajar el huerto, haciendo asociación de conceptos, y plantarán zanahorias, lechuga, tomates y otras hortalizas que deberán cuidar y regar para que crezcan y así alimentar a sus amigos. A partir de la experiencia que les proporciona el Proyecto Naturaleza, los niños empiezan a hacerse preguntas y a despertar su curiosidad, motor de aprendizaje, por aspectos relacionados con la naturaleza a la vez que disfrutan relacionándose con ella de una forma sana y viva.

El trabajo por proyectos se basa en una concepción constructiva del aprendizaje, donde la intervención pedagógica va encaminada a promover el aprendizaje significativo de los niños de una manera intencional y reflexiva. Manipulamos todo tipo de materiales (tierra, agua, paja, etc.), y así desarrollamos la participación creativa de los niños y la colaboración entre ellos con el fin de enriquecer el aprendizaje. Para concluir los aprendizajes de este proyecto, con la llegada del buen tiempo realizamos una salida extraescolar a la granja escuela.